Erase una vez un loco que decidió una veces sólo y otras acompañados visitar cada uno de los rincones del Camino de las Reinas. A continuación os cuento mis rutas, aquellas que jamás olvidaré, aquellas que han quedado en mi recuerdo.